El reto de la informalidad en Latinoamérica

Nota del editor: Roberto Rave es politólogo con posgrado en negocios internacionales y...

Posted: Aug 10, 2018 6:04 AM
Updated: Aug 10, 2018 6:04 AM

Nota del editor: Roberto Rave es politólogo con posgrado en negocios internacionales y comercio exterior por la Universidad Externado de Colombia y la Universidad Columbia de Nueva York. Con estudios en Gerencia de la Universidad IESE de España y candidato a MBA de la Universidad de Miami. Es columnista del diario económico colombiano La República. Fue escogido por el Instituto Internacional Republicano como uno de los 40 jóvenes líderes más influyentes del continente. Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas del autor.

(CNN Español) - Con frecuencia se dice que la economía informal es la causa de los grandes problemas sociales que padece América Latina. Esta percepción es equivocada, pues surge de una mala comprensión de este fenómeno. Porque la informalidad no es más que un escape o una salida, espontánea y popular, a las costosas, asfixiantes y a veces absurdas regulaciones, y trámites de todo tipo impuestas por los estados a los negocios privados. Es decir, la informalidad económica, bien entendida, es solo el síntoma y no es la enfermedad. El verdadero problema es la burocracia estatal, con sus innumerables trabas y limitaciones al comercio, la industria, el agro y el empleo.

Según el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), “el sector informal sigue teniendo una gran representación en la región donde, para algunos países, el mercado laboral informal es ahora de mucho mayor tamaño que el de la economía formal. Comprendiendo casi 60% del mercado de trabajo”. En América Latina y el Caribe hay al menos 130 millones de personas trabajando en condiciones de informalidad de las cuales más o menos 27 millones son jóvenes.

La economía del rebusque crece a pasos agigantados y el Estado pierde fuerza ante la imposibilidad de construir un sistema viable y atractivo. Los jóvenes se ven afectados y muchos pierden la esperanza de un empleo digno que traiga calidad de vida a sus familias. Optando así por la informalidad, siendo esta la mejor opción para tener lo mínimo.

La informalidad laboral ha sido una constante en los países de la región, en donde se han ido construyendo sistemas paralelos al formal, que facilitan a los ciudadanos la posibilidad de trabajar informalmente. Esto sin cumplir con las bienintencionadas, pero onerosas normas laborales para poder sobrevivir. Los avances efectivos en políticas públicas han sido lánguidos y lentos. Este fenómeno es producido por un sistema regulatorio complejo, sustentado en la coacción y no en el incentivo para entrar al sistema.

Ahora bien, otra causa de los altos índices de informalidad que padecemos en América Latina son los impuestos. No solo porque son altos, sino que, en general, resultan muy difíciles de pagar. En Colombia, por ejemplo, entre lo nacional, departamental y municipal, se suman una enorme carga tributaria para las empresas. Esto incentiva la evasión. Según cifras de la CEPAL, la evasión fiscal en América Latina llega a US$ 340.000 millones y representa 6,7% del PIB regional. Más que el PIB de Colombia.

Hernando de Soto, un prestigioso economista y académico peruano, ha dedicado varios libros e investigaciones a este fenómeno. De Soto propone que la estrategia debe ser la de informalizar la formalidad. Es decir, hacer más viable, atractiva y simple la incursión en la formalidad. En su libro “El Otro Sendero”, escrito junto al reconocido jurista peruano Enrique Ghersi, otro gran especialista en la materia, definen la informalidad como “la respuesta popular, espontánea y creativa ante la incapacidad estatal para favorecer las aspiraciones de los más pobres”. Es decir, el problema no es la economía informal sino el Estado. También afirman que “cuando la legalidad es un privilegio al que solo se accede mediante el poder económico y político, a las clases populares no les queda otra alternativa que la ilegalidad”.

Existen diferentes maneras de abordar este fenómeno socioeconómico. Se puede continuar por el camino actual, agudizado en los países del llamado socialismo del siglo XXI, de seguir aumentando el tamaño de Estado y su maraña regulatoria. Confiriéndole cada vez más poder a los burócratas y a los políticos. Creando más trámites, permisos y licencias, al tiempo que se siguen aumentando los impuestos, tanto en sus tarifas como en su cantidad. La experiencia enseña que el resultado seguirá siendo la pérdida de legitimidad del Estado y una estampida social, cada vez mayor, hacia informalidad. Si la formalidad fuese tan atractiva, ¿por qué los emprendedores pobres no la buscan?

El otro enfoque es el de reducir el peso del Estado en la economía. En esta línea se encuentra la propuesta, seria y realista, del nuevo presidente de Colombia, Iván Duque. Quien llega al Gobierno con una política de fuertes incentivos para los nuevos emprendimientos, entre los que se encuentran la reducción de los impuestos y la simplificación de trámites y regulaciones que tanto daño le han hecho a la economía colombiana. Duque tiene claro que la formalización de la economía informal, a través de los incentivos para el emprendimiento, el empleo y la inversión, es un camino seguro y probado para disminuir la pobreza. Ojalá que Colombia marque el rumbo para que América Latina empiece a superar la informalidad de una vez por todas.

Huntsville
Clear
74° wxIcon
Hi: 91° Lo: 68°
Feels Like: 74°
Florence
Clear
74° wxIcon
Hi: 92° Lo: 69°
Feels Like: 74°
Fayetteville
Clear
72° wxIcon
Hi: 89° Lo: 66°
Feels Like: 72°
Decatur
Clear
72° wxIcon
Hi: 92° Lo: 66°
Feels Like: 72°
Scottsboro
Broken Clouds
72° wxIcon
Hi: 86° Lo: 69°
Feels Like: 72°
WAAY Radar
WAAY WAAY-TV Cam
WAAY Temperatures

Alabama Coronavirus Cases

Confirmed Cases: 94827

Reported Deaths: 1674
CountyConfirmedDeaths
Jefferson12486232
Mobile9420204
Montgomery6449148
Madison516130
Tuscaloosa405769
Baldwin338023
Unassigned319060
Shelby316432
Marshall306034
Lee258844
Morgan229517
Etowah204128
DeKalb174513
Calhoun167213
Elmore167238
Walker149864
Houston134812
Dallas130523
St. Clair128915
Russell12772
Limestone126113
Franklin123820
Cullman118912
Colbert114113
Lauderdale112315
Autauga105021
Escambia104416
Talladega96713
Jackson9244
Tallapoosa84179
Chambers83538
Dale80223
Blount7593
Butler75635
Chilton7456
Coffee7365
Covington71620
Pike6877
Lowndes56724
Barbour5655
Marion56224
Marengo53614
Clarke4949
Hale46426
Bullock45011
Winston44011
Perry4364
Wilcox41410
Bibb4134
Monroe4084
Randolph39410
Conecuh37810
Pickens3779
Sumter36018
Lawrence3321
Macon32013
Washington32012
Crenshaw3123
Choctaw27712
Cherokee2587
Greene24911
Henry2493
Geneva2480
Clay2375
Lamar2122
Fayette1835
Cleburne1251
Coosa1012
Out of AL00

Tennessee Coronavirus Cases

Confirmed Cases: 116350

Reported Deaths: 1186
CountyConfirmedDeaths
Shelby22212300
Davidson20001211
Rutherford629853
Hamilton588449
Knox429837
Williamson340525
Sumner331672
Unassigned30368
Out of TN283116
Wilson219023
Bradley181712
Montgomery181513
Sevier17916
Putnam167716
Trousdale15786
Robertson150619
Hamblen134614
Blount12229
Maury11597
Tipton11559
Washington11312
Madison98415
Bedford90111
Sullivan89512
Hardeman85815
Macon85513
Lake7650
Loudon7053
Bledsoe6861
Dickson6521
Fayette6528
Anderson6516
Gibson6444
Dyer5937
Cheatham5697
Lawrence5276
Jefferson5253
Henderson5172
Rhea5171
McMinn50920
Obion4904
Coffee4823
Warren4794
Carter4735
Lauderdale4558
Hardin4447
Cocke4392
Haywood4356
Smith4294
Roane4232
Greene4187
Hawkins4167
Cumberland3986
Monroe3979
Giles36913
Weakley3633
McNairy3515
DeKalb3312
Franklin3024
Marshall2753
Carroll2723
Lincoln2681
Crockett2534
Henry2480
Hickman2480
White2465
Claiborne2420
Campbell2291
Johnson2250
Wayne2242
Marion2134
Chester2062
Grainger1890
Decatur1883
Polk1853
Overton1551
Unicoi1480
Union1410
Cannon1360
Benton1261
Humphreys1183
Jackson1121
Scott1100
Grundy1082
Sequatchie1000
Meigs990
Morgan981
Fentress790
Hancock771
Perry770
Stewart740
Clay710
Lewis671
Houston560
Moore550
Van Buren350
Pickett301

Community Events